El narrador (I)



El narrador es el que cuenta la historia, el intermediario entre el escritor y el lector.

Debe ser coherente y eficaz:
- La coherencia se obtiene dotando de un tono adecuado y homogéneo al texto.
- La eficacia se consigue a través de la elección adecuada del punto de vista.

El punto de vista es el lugar imaginario en el que se sitúa el narrador.
Ese lugar imaginario puede ser:
- Interno a la acción: entonces el narrador es un personaje y cuenta en primera persona del singular.
- Externo a la acción: entonces el narrador no es un personaje y relata en tercera persona.

El narrador personaje cuenta con 2 posibilidades:

1. Narrador protagonista: el narrador es el protagonista de la historia:

- Ocupa un lugar central en la narración
- Relata su historia en primera persona y el lector tiene acceso a su mente, sus sueños, sus recuerdos...
- No puede penetrar en la mente de otro personaje.
- No puede saber cosas que no haya conocido de forma directa o indirecta.

2. Narrador testigo: el narrador es un personaje secundario.

- Accedemos a la mente de un personaje secundario, y por tanto marginal.
- No puede penetrar en la conciencia del protagonista.
- Solo puede referir aquello que ha vivido o conocido por boca del protagonista, de otros personajes, o por otros medios (textos encontrados, por ejemplo).
- No tiene acceso a la mente de ningún otro personaje.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Personajes principales y secundarios

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux