Reflexiones: Los días de la semana

Inicio una serie de escritos que titularé como editorial pues en ellas plasmaré reflexiones, ideas o temas de actualidad.

Los días de la semana 

He leído en varios artículos de la página web de Muy Interesante que el mejor día para tener relaciones sexuales es el Jueves. Se trata de un estudio de la London School of Economics and Political Science (Reino unido). La explicación es que dicho día se produce más hormonas sexuales. El gran interrogante que se nos plantea es porqué justamente el jueves nuestra fabrica corporal fabrica las hormonas del sexo. ¿Pierde sentido lo de “fiebre del sábado noche”? O el gran dicho de “sábado, sabadete...”, ¿tenemos que eliminarlo? Otro estudio, dice que el miércoles y el jueves son los días más productivos en el trabajo. Genial, pero no puede ser que mi cuerpo produzca hormonas para desenfreno sexual y el mismo día mi rendimiento en el trabajo sea el mejor. No encaja. Aunque según una encuesta de Glassdoor.com, una de cada diez personas confiesa haber tenido relaciones sexuales en su centro de trabajo. 
 El viernes resulta ser el día escogido para dar malas noticias, tanto por las empresas como por los gobiernos. ¿Después de un jueves pletórico sexualmente? Que poca consideración, no dejan ni disfrutar el momento. 
¿Y que decir de los lunes? Según otro estudio, la gente empieza a sonreír a las 11:16 de la mañana y el rendimiento en el trabajo se limita a 3-5 horas. .. Madre mía, si tu turno es de 6 a 10, nadie te verá sonreír. Sin embargo, otro estudio, desvela que el día que estamos más decaídos es el martes, pues somos conscientes de que estamos plenamente metidos en la semana laboral… y porque faltan dos días para nuestra fiesta sexual. 
Buscando por Internet, veo que el Sábado a las 23 horas es el mejor momento para tener sexo. ¿Qué pasó con el Jueves? 
 Del fin de semana, un estudio de la UB, confirma que en verano aumenta la probabilidad de llover debido a los niveles de contaminación acumulados de lunes a viernes… y claro, si encima el viernes te han dado malas noticias, pues vendrán tormentas. 
Ya veis que hay un día proclive para ciertas cosas. ¿O son todos los días iguales, pero somos nosotros los que cambiamos? Del “maldito lunes” al “por fin es viernes”, hay una amplia gama de matices que pueden ofrecernos grandes vivencias. No sé si el jueves tendré las hormonas a la altura de la Torre Eiffel o mi primera sonrisa de lunes vendrá a las 11:16, pero lo que si sé es que los días de la semana, sea cual sea, están para disfrutarlos.

Daniel Jerez Torns



Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux