Reseña: Un monstruo viene a verme de Patrick Ness



La novela es una idea original de Siobhan Dowd que no pudo acabar el libro por su prematura muerte a causa de un cáncer. Patrick Ness recogió el reto de finalizar la historia.

Una historia triste, desgarradora, que sufrimos a través del personaje del niño Conor O'Malley, principal protagonista de la historia. Conor es un niño de 13 años que se hace mayor ante la dureza de la vida: debe afrontar la grave enfermedad por cáncer de su madre y el inevitable final que él se niega a si mismo. A través de Conor vivimos la rabia, el miedo, la soledad, el desprecio, la tristeza de convivir con una carga tan pesada para un niño de su edad. 
Tenemos otros personajes como la madre, la abuela, el padre, su amiga Lily y un niño del colegio llamado Harry que le hace la vida imposible. Sin embargo, el otro protagonista es un árbol, el tejo, que se convierte en un monstruo para acudir a Conor y explicarle tres historias que le hagan reflexionar. 

Este libro está escrito con gran sencillez y aquí radica su poder. Siobhan nos demuestra que no es necesario grandes descripciones, frases rimbombantes ni un vocabulario complicado para transmitir una idea, una historia, una trama. 
Con 208 páginas se basta para dar a conocer todo el elenco de personajes, crearnos en nuestra mente una personalidad y carácter de cada uno, explicarnos la historia y situarnos físicamente la casa y el colegio. Nada de añadir páginas y páginas que hubieran aportado poco. Los capítulos son cortos, finalizando en puntos exactos que permiten crear en el lector la sensación de pausa pero al mismo tiempo de seguir.

Está narrada en tercera persona omnipresente, pero siempre como foco de la acción a Conor.

A través de él tomamos consciencia de que crecer no se explica por el número de edad, si no por las experiencias que uno debe afrontar. Y también como, algo que se repite y que Conor no verbaliza pero rechaza, es el hecho de que un problema, aunque tengamos un niño delante, es mejor verbalizarlo y afrontarlo. Siobhan parece criticar esa actitud proteccionista hacia los niños, con consecuencias contrarias a las que se pretende. Crea un tabú en su mente que desea liberar. Al final, como a todo adulto, uno quiere que le escuchen.

Muy recomendable.

Comparación respecto a la película:
La película es muy fiel a lo que transmite la novela, sigue el mismo tempo y los personajes son fielmente representados. 
Lo único que difiere es en el final que en el libro es más drástico y en la película nos creaba una sensación de duda respecto a la relación de la madre y el tejo que nos permitía abrir una ventana de esperanza.

Puntuación: 4/5

Sinopsis

Siete minutos después de la medianoche, Conor despierta y se encuentra un monstruo en la ventana. Pero no es el monstruo que él esperaba, el de la pesadilla que tiene casi todas las noches desde que su madre empezó el arduo e incansable tratamiento. No, este monstruo es algo diferente, antiguo... Y quiere lo más peligroso de todo: la verdad.
Maliciosa, divertida y conmovedora,Un monstruo viene a vermenos habla de nuestra dificultad para aceptar la pérdida y de los lazos frágiles pero extraordinariamente poderosos que nos unen a la vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Personajes principales y secundarios

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux