Reseña: Los enemigos de los libros de William Blades



Uno de aquellos libros que te hace amar los libros, profundizando en aquellos elementos que pueden destruirlos. Su subtitulo lo dice todo: "Contra la biblioclastia, la ignorancia y otras bibliopatías".

El autor es el impresor y bibliógrafo inglés William Blades (1824-1890) que conoció al primer impresor de Inglaterra, William Caxton, quedando prendado de la dedicación de Caxton a los libros. Por ello, realizó un estudio exhaustivo del tema.


Aunque está escrito en un estilo algo irónico y mordaz, intenta ser un tratado científico para cataloga los enemigos de esos libros que tanta admiración le generan, sobre todo, los antiguos.

Cada capítulo aborda una de estas fuentes de peligro para los libros, ejemplificando con casos documentados o con experiencias propias.

Dichos enemigos son:

  • El fuego
  • El agua
  • El gas y el calor
  • El polvo y el abandono
  • La ignorancia y el fanatismo
  • La polilla de los libros
  • Otras plagas
  • Los encuadernadores
  • Los coleccionistas
  • Niños y criados

Me ha sorprendido una práctica del todo aborrecible que era la colección de las tapas de los libros, provocando en quien la realizaba la destrucción del libro tan solo para quedarse con la tapa. 

Los capítulos del fuego y el agua me han parecido sumamente interesantes por relatos históricos de quema de libros y naufragios. 
En cuanto el de la polilla me ha resultado algo largo y tedioso. 
Finalmente, destacar la importancia que le da a los encuadernadores y los coleccionistas de libros como grandes enemigos de los libros.
El último capítulo me sobra, aunque esta claro que el contexto de la época marca su pensamiento, el papel que le da a la mujer como enemiga del libro, esa mujer que limpia y que no tiene en consideración el tan valioso volumen.

Divertido y refrescante.

Resalto una cita del libro:

"El modo más seguro de mantener la buena salud de los libros es tratarlos como uno trataría a sus propios hijos, que seguramente se enfermarán si están confinados en una atmósfera impura: demasiado caliente, demasiado fría, demasiado húmeda o demasiado seca. Exactamente lo mismo sucede la progenie de la literatura"

Puntuación: 4/5

Sinopsis


Para el impresor y bibliómano británico William Blades, los enemigos de los libros son muchos, pero muy identificables, y cual Porfidio moderno, dedica estas páginas a catalogarlos exhaustivamente: aparte de los elementos naturales, como el fuego, el agua, el gas y el calor, el polvo y las plagas, hay otros enemigos intangibles, pero igualmente dañinos, como la ignorancia y el fanatismo. Aunque la mayor amenaza a lo largo de la historia han sido, y posiblemente sean aún, las mañas y malas artes de los bibliópatas, la torpeza de los encuadernadores y la avaricia de vendedores y coleccionistas, a los que Blades muestra especial inquina: si bien se hacen llamar «bibliófilos», deberían ser catalogados como «los peores enemigos de los libros».
Blades, con espíritu curioso, rastrea con mentalidad científica las amenazas constantes, sus causas y consecuencias, a las que están sometidas nuestras preciosas y preciadas bibliotecas, públicas y privadas. Por lo demás, no falta el momento para la anécdota chusca y el sentido del humor al narrar decenas de historias sobre la pérdida y destrucción de libros. Especialista en la vida y la obra de William Caxton, el primer impresor de Inglaterra, Blades recorre bibliotecas en busca de singulares volúmenes, y rastrea la pista de libros raros y joyas bibliográficas, olvidados ...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Personajes principales y secundarios

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux