Reseña: El quinto día de Frank Schätzing




Una novela muy extensa: unas 1200 paginas. El libro está interesante y bien redactado, se hace bastante ameno, aunque hay algún fragmento que se hace lento. La idea es buena, el mar se rebela contra el ser humano, sucediendo hechos inexplicables que pueden llevar a la destrucción de la humanidad. Toda esta revolución está dirigida por una nueva especie que cohabita con el ser humano en la tierra y que tambaleará los cimientos de la evolución. Está bien documentado en aspectos de tecnología acuática y todo lo referente al mundo submarino (algunas explicaciones son muy didácticas). 

Crea un buen clima de intriga y va desvelando bien el misterio poco a poco.
La lástima es al final, que se lía un poco y parece que el mismo se tropieza con sus propias palabras y crea una alegoría metafísica que no sé ni si el mismo lo tenía claro. 
Libro que pone en nuestra conciencia la destrucción que realizamos del planeta en beneficio de nadie. Atractivas las visiones y presiones políticas planteadas en ciertos momentos para defender los intereses económicos y de los estados en detrimento de la naturaleza. 
Interesante y creativa idea, aunque, para mí gusto, con unas 500 hojas menos hubiera estado mejor.

Sinopsis

Un pescador desaparece en Perú, sin dejar rastro. Los expertos noruegos de una empresa petrolífera se encuentran con extraños organismos que ocupan cientos de kilómetros cuadrados del fondo marino. Entretanto, en las costas de la Columbia Británica comienza a observarse un inquietante cambio en el comportamiento de las ballenas. Nada de todo esto parece tener una causa común. Pero Sigur Johanson, biólogo y sibarita, no cree en las casualidades. También el investigador de ballenas indio Leon Anawak llega a una preocupante conclusión: una catástrofe está a punto de suceder. La búsqueda de la causa le enfrentará a sus peores pesadillas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux

Reseña: La máquina del tiempo de H.G. Wells