3 trucos para nuestros personajes

Tres trucos sencillos que darán consistencia y vida a nuestros personajes:



1. Enfatizar rasgos muy personales: manías, formas peculiares de comportamiento, un tic, coletilla al hablar, etc.

2. Repetir esas características: cuando se insiste en un rasgo, nos damos cuenta de que esa peculiaridad pertenece al carácter primordial del personaje y que conocerle bien nos ayudará a ver más claramente su evolución.

3. Acumular: a lo largo de la novela, todos los datos que proporcionamos sobre un personaje se unen y se complementan.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux