Reseña: El móvil de Javier Cercas

Novela corta, muy corta, de 100 páginas pero muy buena. Para luego digan que para que una novela sea buena ha de tener muchas páginas. 
Javier Cercas nos adentra en un juego literario de protagonista escritor que escribe una novela que bien podría ser el mismo libro que leemos.
Álvaro es un escritor que busca escribir una gran novela, pero siente que su inspiración está bloqueada. Haciendo un repaso a las técnicas literarias, concluye que la mejor forma de ambientar su novela es fijándose en la realidad que le envuelve. Así, decide que para que sus personajes sean más verosímiles y creíbles tomará como referencia a sus vecinos. 
Álvaro empieza a relacionarse (algo que antes no había hecho) con sus vecinos para obtener información de ellos, pero no se limita a eso. Influye en sus vidas para que hagan lo que él, como escritor, desea que hagan y así darle material para su novela. La ficción y la realidad se retroalimenta, sin embargo, en esta novela, Javier Cercas nos muestra como las consecuencias de nuestros actos no son tan fácilmente medibles y controlables. 
El escritor ve como todo se le gira en su contra, debido a su intermediación. Y eso mismo es lo que lleva a crear su historia, cuyo protagonista se llama igual que él.
Una novela corta de gran calidad. Vale la pena leerla y dejarse sorprender.
Me ha recordado, en su estilo, a los relatos de Alfred Hitchcock.

Sinopsis

 Álvaro, es un escritor que no se lamenta de su suerte, sino que quiere comerse el mundo de la manera más planificada. Su desmedida ambición por escribir la "obra definitiva", que revolucione la historia de la literatura, no es menor que su dedicación y disciplina para lograrla. Como observa el propio Álvaro, en la creación hay un uno por ciento de inspiración y un noventa y nueve de transpiración. Sólo cuando necesita dibujar la trama vuelve sus ojos a sus vecinos: un matrimonio de recién casados, con algún apuro económico, un jubilado y una portera. Para su sorpresa, lo que ha perseguido con tesón acaba cumpliéndose, y el afán de representar verosímilmente un crimen real en la ficción le empuja a provocarlo en la vida real. Pero la realidad nunca es tan gobernable como una novela.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Personajes principales y secundarios

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux