Reseña: El prisionero del cielo de Carlos Ruiz Zafón

 
Novela que une las dos anteriores, La sombra del viento y El juego del ángel. Aunque se dice que las tres novelas se pueden leer por separado, estoy de acuerdo con las dos primeras, pero con la tercera, en mi opinión, para entenderlo es necesario haber leído las dos anteriores.
 
La novela está narrada en primera persona, el narrador vuelve a ser Daniel Sempere, salvo los capítulos donde se explica la vida de Fermín, que se narra en tercera persona.
 
Es una novela que cierra el círculo (aunque con un final abierto a una cuarta entrega) a las dos historias de Daniel Sempere y David Martin, que parecían no tener ninguna vinculación.
Me ha gustado la forma de unirlas. Las dos historias se funden en una. En este caso, aunque Daniel sigue siendo el protagonista, la trama gira entorno a Fermín y me alegro, pues es un personaje que gana en interés y simpatía. Incluso podríamos llegar a decir que gana protagonismo con respecto a Daniel.
A través del pasado de Fermín, vamos conociendo la historia de Daniel.
 
Barcelona vuelve a ser el contexto de la historia, pero en este caso se convierte más en un simple elementos descriptivo, no como en La sombra del viento que la ciudad es un personaje más. Aquí se centra sobre todo en Montjuic y la zona de Las Ramblas.
Zafón nos introduce nuevos personajes, al principio alguno con un aire misterioso pero que luego irán desenmascarándose.
 
Hay guiños a obras clásicas como Los miserables de Victor Hugo y El conde de Montecristo de Dumas (en este último, incluso un homenaje a la novela con el episodio de Fermín en la cárcel de Montjuic).
 
En El prisionero del cielo nos adentramos en dos sentimientos: los celos y la venganza, incluso desde diferentes perspectivas a través de los distintos personajes.
 
Indispensable para quienes se hayan leído La sombra del viento y El juego del ángel.
 
Sinopsis
 
Barcelona, 1957.
Daniel Sempere y su amigo Fermín, los protagonistas de La sombra del viento, regresan de nuevo a la aventura para afrontar el mayor desafío de sus vidas.
Cuando todo empezaba a sonreírles, un inquietante personaje visita la librería de Sempere y amenaza con desvelar un terrible secreto que lleva enterrado dos décadas en la oscura memoria de la ciudad.
Al conocer la verdad, Daniel comprenderá que su destino le arrastra inexorablemente a la mayor de las sombras: la que crece en su interior.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Personajes principales y secundarios

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux