El tono


"Todo lo que se puede decir o relatar no me interesa; lo que me interesa es la manera de decirlo." - Robert Pinget

  • El tono es la actitud emocional que el narrador mantiene hacia el tema. Refleja su personalidad.
  • Existen tantos tipos de tonos como actitudes puede adoptar el narrador:


1. Tono frío y tono íntimo

El tono frío y tono íntimo se encuentran en cada uno de los extremos del espectro tonal.


  • El tono frío da prioridad a la información sobre la emoción del narrador. Lenguaje afirmativo y conciso. Las frases son claras, precisas. Predomina la oración simple. Escasean las figuras literarias como la metáfora.
  • El tono íntimo da prioridad a los valores emocionales frente a los informativos. Lenguaje más poético. Son frecuentes las figuras literarias. Predomina la oración subordinada.


2. Otros tipos de tonos

Otros tipos de tonos son: el irónico, el consultivo y el enfático.


  • El tono irónico sugiere lo contrario de lo que se dice, burlándose de ello. El texto ha sido escrito por un narrador sarcástico, que ha tomado partido. La subjetividad del autor está presente en el texto.
  • El tono consultivo implica al lector en el texto, lo implica en su situación. El narrador parece estar haciendo preguntas constantemente al lector. El narrador duda, vacila. A parte de las interrogaciones es común usar "modalizadores": tal vez, quizás, en cierto modo,... y verbos condicionales. Se recomienda no abusar de este tono, usarlo con mesura y no llenar el texto de interrogaciones.
  • El tono enfático destaca el texto mediante exclamaciones, exageraciones, hipérboles. El narrador parece estr alzando la voz.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux