El narrador (II)

Tras la primera entrada dedicada al narrador, aquí expondré la diferencia entre la narración en 1ª y en 3ª.

Narraciones en 1ª persona. Narrador = personaje

Narrador protagonista: Forma parte de la acción como personaje protagonista.
Ejemplo: Robinson Crusoe













Narrador testigo: Interviene en la acción como personaje secundario.
Ejemplo: Dr. Watson de Sherlock Holmes














Los narradores en primera persona son considerados más verosímiles, porque nos relatan de forma directa un hecho; y siempre se tiende a dar más fe de los informes directos que de los indirectos. Sin embargo, por otro lado, presentan una realidad muy parcial y subjetiva; sólo dan acceso a una parte de la historia.


Narraciones en 3ª persona. Narrador # personaje.

Narrador omnisciente: Tanto el narrador omnisciente como el narrador protagonista pueden entrar en la mente del personaje principal y se colocan en la escena desde un punto de vista central.
Cuando el narrador interviene de forma activa en el relato, entonces se dice que el narrador narra.
Ejemplo: Guerra y Paz de Liev Tolstói.














Narrador cuasi omnisciente: Tanto el narrador cuasi omnisciente como el narrador testigo ocupan una posición marginal y no pueden acceder a algunos rincones de la historia. Esto no supone necesariamente una desventaja; por el contrario, a veces proporciona al escritor grandes posibilidades para desarrollar la intriga y la trama que no poseen los otros narradores.

Cuando el narrador intenta desaparecer del relato, es decir que el relato se cuente solo, entonces el narrador muestra.
Ejemplo: El amante de Marguerite Duras



Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux

Reseña: La máquina del tiempo de H.G. Wells