Reseña: Ofrenda a la tormenta de Dolores Redondo



Acaba la serie de la trilogía de Batzan con la novela Ofrenda a la tormenta. He de reconocer que la valoración global es positiva. Dolores Redondo se arriesga a dar un giro al género de novela negra, integrando elementos fantásticos a través de la mitología navarra que logra atrapar. Si es cierto que la segunda novela no acabó de hacerme el peso, está tercera me ha gustado y recupera la esencia de casos policiales (a mi gusto la segunda hay un desequilibrio entre negra y fantástico, más tirando hacia este último). 

En este tercera novela se cierra todo el círculo, dando explicación a todos los hechos que nos han acompañado en estas tres novelas y descubriéndonos, como no, el gran malo.

He de decir que no me ha gustado que ciertos aspectos quedaran sin explicación, sobre todo, los fantásticos y luego otros más importantes, sobre todo, viendo el devenir de la trama: no nos acaba de aclarar la relación de Dupree, dejándola totalmente abierta al final, ni porque su tía siente tanto rechazo a él.

El ritmo en esta tercera novela es bueno, intenso y va acelerándose a medida que llegamos al final, algo distinto a lo que ocurría en la segunda, claramente convertida en novela de transición. 

Aunque el paisaje, el ambiente, la natura es importante, no es tan machacón como en la segunda. Da descripción más escuetas y nos acompaña en todo momento un tiempo lluvioso y con una amenazante tormenta. 

Hay personajes que pierden protagonismo, como el marido de la inspectora y en cambio una de las hermanas, Flora, lo gana, dando un giro a un tema de su pasado (que por cierto, aquí, a mi entender, hay una contradicción entre su comportamiento y protección hacia la madre y lo que luego se da a conocer. Creo que psicológicamente no puede ser que alguien que haya sufrido lo que se expone, luego defienda tanto a una madre).

Final abierto, sin llegar a cerrar algunos temas, sí el del megacaso que se convierte en algo mucho más grande y menos fantástico de lo que parecía.

Si algo destacaría del estilo de Dolores Redondo en la trilogía de Batzan es los finales de los capítulos. Sabe como finalizarlos correctamente, creando expectativa y duda sobre lo que ocurre.

Recomendable toda la trilogía.

Puntuación: 4/5

Sinopsis

Una mujer denuncia que la muerte súbita de su nieta, oficialmente una muerte de cuna, le parece sospechosa tras el comportamiento extraño del padre de la niña, que ha sido detenido cuando intentaba robar el cadáver pronunciando palabras inconexas acerca de entregar a su propia hija. El bebé tiene unas marcas rojizas en el rostro que indican que ha habido presión y parece claro que ha sido asesinada. La abuela de la pequeña habla de una criatura mágica de la zona, un ser maléfico, causante de las pesadillas que producen en el durmiente una inmovilización que les impide despertar. Se trata del inguma, el ser que arrebata la vida durante el sueño. La investigación de este caso llevará a Amaia y a su equipo a descubrir algunas irregularidades en casos parecidos que se produjeron en el valle en el pasado, demasiados casos en una zona relativamente pequeña.
Y entonces, trasladado por orden del juez Marquina, el asesino Berasategui aparece muerto en su celda, tras un coma inducido por una droga que alguien ha tenido que facilitarle. 

Trepidante y estremecedora, la trama se acelera hacia una resolución sorprendente, en la que Amaia debe enfrentarse al auténtico origen de los sucesos que han asolado el valle del Baztán. Y mientras una impresionante tormenta de nieve parece querer sepultar una verdad demoledora.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Personajes principales y secundarios

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux