Reseña: El filtro burbuja de Eli Pariser



Oí una referencia a este libro por la radio y me pareció de lo más interesante. El tertuliano lo mencionó para explicar como nos limitamos a leer la información que es afín a nuestros principios, valores y opiniones respecto a la política.
El libro va más allá, y asusta en cuanto su planteamiento que hace de internet y el control que hace de nuestra identidad.
Todo parte de un hecho crucial en uno de los mayores buscadores de internet: Google. En 2009 anunció un cambio de algoritmo para personalizar las búsquedas. ¿Esto que implica? Pues como bien nos explica Eli Pariser es la personalización de internet hacia nuestros gustos, tendencias, opiniones para ofrecernos contenidos y productos ajustados a mi personalidad. Esto puede parecer una buena idea, pero tal como explica, como consecuencia conlleva a no conocer las otras realidades, otras opiniones, buscar aquello que nos puede sorprender o, incluso, por que no, hacernos cambiar de opinión respecto algo.
Internet se adapta a nosotros, con el objetivo de que nos sintamos cómodos y... consumamos más: más información, más comprar por internet, más clics, más de lo nuestro.
¿Qué quiere decir eso de personalizar las búsquedas? Que introducir un mismo término dos personas diferentes, las dos obtendrán resultados diferentes en base a su historial en Internet: las páginas que ha visitado (las cookis), la actividad en las redes sociales, compras realizadas por la red y un largo etcétera que vamos dejando, como el rastro de una babosa. Por que es así. Todo lo que hacemos por internet queda guardado y registrado y esa información se vende y se compra. 
El libro pone como ejemplos Google y Facebook como los grandes monstruos de esta personalización. Y es cierto, nuestro timeline de Facebook se amolda a nuestras interacciones, nuestros "Me gusta", nuestros clic a videos o enlaces visitados. 
Lo más impactante es como Pariser nos desvela que Internet sabe más cosas de nosotros de lo que nos pensamos y que nos define de una manera, ha trazado nuestra personalidad para darnos lo que nos gusta, aunque desconocemos como nos ve.
Todo avanza hacia una tecnología cada vez más compenetrada con los datos personales del usuario, desde las redes sociales hasta la realidad aumentada.
Un libro muy interesante para conocer qué hace Internet con todos nuestros datos, cómo nos influye el contenido que nos ofrece, tanto a nivel político como de compras y hacia donde vamos.

Se lee de forma amena, con muchos ejemplos de estudios y experimentos que resultan curiosos, con un lenguaje comprensible para los que no dominamos la terminología de codificación de internet y programación.

Me quedo con una de las frases que resume a la perfección todo el contenido del libro: "Con la información pasa como con la comida, somos lo que consumimos"

Muy recomendable

Puntuación: 4/5

Comentarios

Entradas populares de este blog

Personajes principales y secundarios

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux