Reseña: La tumba de Colón de Miguel Ruíz Montañez




Una novela de misterio bien estructurada y, sobre todo, documentada. Se nota un gran trabajo de documentación, con datos verídicos de Cristobal Colón.

La acción empieza con el robo de los restos óseos de la tumba de Cristobal Colón en Sevilla y días después, en Santo Domingo, Republica Dominicana. 
A partir de este momento, los dos paises colaboran para esclarecer el caso. Tres personajes asumen el protagonismo: el policía español Andrés Oliver y por parte de la Republica Dominicana, el policía Edwin Tavares y la secretaria de Estado de Cultura Altagracia Bellido. 
Ls tumbas de Cristobal Colón que hay por el mundo son posibles pistas para llegar al misterio del robo y a otro misterio oculto. Esto les llevará a viajar a Sevilla, Genova, Panama, Santo Domingo.

Una novela interesante, no solo por como Miguel Ruíz nos va guiando por el misterio de las pistas, si no también por su alta carga histórica, con datos interesantes sobre el Almirante y sus viajes (particularmente, desconocía el trágico cuarto viaje). 
También es una novela que intenta ahondar en el debate del origen de Colón y sobre la polémica de los restos óseos que hay en Santo Domingo y Sevilla.

La relación de los tres protagonistas está bien llevada y cada uno tiene su personalidad, su pasado y sus temores. En este sentido, encuentro que están bien caracterizados y son personajes verosímiles (puede que el que menos sea el policía español).

Narrada en tercera persona, la novela avanza con los tres protagonistas, aunque hay pasajes que nos muestra las acciones de otros personajes que actúan en la sombra. Esto está bien conseguido, pues Miguel consigue que creamos lo que parece evidente.

Recomiendo su lectura. Una novela de misterio amena, bien documentada y que aporta información.

Puntuación: 3/5

Sinopsis

Santo Domingo, República Dominicana. Los restos de Cristóbal Colón desaparecen misteriosamente de su tumba. Un extraño jeroglífico es la única pista que han dejado los saqueadores...
Sevilla, España. En la fachada de la catedral aparece el mismo anagrama. Los restos de Colón que aquí se conservan también han sido robados...
Tres investigadores saben que no se trata de un simple expolio: el jeroglífico estampado en ambos mausoleos es la enigmática firma que usaba el Almirante. Ésta será la clave para resolver el enigma...
Un final inesperado que cambiará la visión de la humanidad sobre el hombre que unió dos mundos.

Comentarios

  1. Pues tendré que retomarla porque intenté leerla hace mucho y no pude con ella.

    Saludos,

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Personajes principales y secundarios

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux