Reseña: La llave del destino de Glenn Cooper



Esta novela fue publicada después de La biblioteca de los muertos, ajena a dicha trilogía, pero marcada por el estilo de la misma. 

Con los tres libros de La biblioteca de los muertos quedé cautivado por el estilo de Glenn Cooper, convirtiéndose en unos de mis autores preferidos de novelas de misterio. Me quedó pendiente La llave del destino y ahora por fin la he leído. 
Además, puedo decir que a parte de ser un gran escritor es una gran persona, tuve el place de conocerlo en una mesa redonda de bloggers de reseñas. Le comenté que yo también escribía novelas de misterio y me deseo mucha suerte.

Su estilo personal se aprecia del principio a final: saltos temporales, hechos históricos reales que se entremezclan con la ficción, manuscritos, un monasterio y un misterio oculto.
Todos estos ingredientes los mezcla magistralmente Glenn Cooper, que nos va dosificando poco a poco la información para crearnos esas ansias de queres saber qué ocurrirá.

La novela empieza en 1899, con dos arqueólogos que descubren unas pinturas rupestres en un pueblo francés, Ruac, donde se desarrollará toda la acción. Estos dos jóvenes entran en un café de Ruac, donde dan a conocer su descubrimiento. Acto seguido, serán asesinados por los asistentes del bar.
Aquí empieza todo. Primer capítulo corto pero de gran anzuelo, que nos atrapa de inmediato.

En la actualidad, un incendio destruye parte del monasterio de Ruac, que destruye parte de la biblioteca. De entre las paredes de la biblioteca, aparece escondido, un antiguo manuscrito. El abad contacta con Hugo Pineau para reconstrucción de los libros afectados. Al leer parte del manuscrito oculto, Hugo contacta con su amigo Luc, un conocido arqueólogo. El manuscrito esconde un mapa. Ambos amigos, siguiendo las instrucciones del mapa, darán con la cueva que fue descubierta por los dos arqueólogos asesinados en 1899. 
Las pinturas rupestres que encontraran son de una gran belleza, únicas en el mundo. Sin embargo, la cueva esconde algo mas. Un secreto que el mismo pueblo de Ruac se encarga de mantener oculto.

La acción se mueve entre la actualidad, entre el siglo XII y XIV, la segunda guerra mundial y la prehistoria. 

Está narrado en tercera persona omnipresente, salvo algunos fragmentos en estructura de diario que son en primera persona.

Me ha gustado bastante la trama, el desenlace, como se unen todas las piezas y los personajes están bien caracterizados. 
Buenos saltos temporales, sin llegar a perdernos en el hilo argumental y que aportan la información necesaria en el momento adecuado.

Un buen libro de misterio, fácil de leer, rápido y, sobre todo, entretenido. 

Puntuación: 3/5

Sinopsis

Ruac, Francia, 1307. Yo, Bartolomé, fraile de la abadía de Ruac, tengo doscientos veinte años y esta es mi historia. Así comienza un antiguo manuscrito halladoen las paredes de la devastada abadía de Ruac. Hugo Pineau, experto en restauración de textos, queda fascinado por ese inicio y emprende la tarea de descifrar el mister ioso escrito y el mapa que lo acompaña. En sus páginas se habla de una cueva prehistórica, bellamente pintada, cercana a la abadía... y de una fórmula que bien podría ser calificada de milagrosa.P ero a veces un milagro puede convertirse en una maldición.Intrigado por sus descubrimientos, Hugo recaba la ayuda de su amigo, el reputado arqueólogo Luc Simard, y ambos consiguen dar con el impresionante laberinto de cuevas, un hallazgo de incalculable valor arqueológico. Sin embargo, cuando se disponen a explorarlas a fondo con un equipo de expertos, comprenden que el secreto que contienen esas húmedas y oscuras paredes es demasiado valioso, demasiado anhelado. Y que hay gente dispuestaa cualquier cosa para evitar que salga a la luz. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Personajes principales y secundarios

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux