Los agradecimientos

Una novela es fruto del trabajo creativo del escritor. Eso es cierto e indiscutible. Ahora bien, para que llegue a publicarse, requiere del trabajo de otras personas y la ayuda, apoyo, consejos de tantas otras.
Es por eso que he decidido llevar a cabo esta entrada, en la que quiero agradecer personalmente el que la novela sea una realidad. De alguna forma, todos habéis contribuido.

Gracias a...

Robert Terradas, que de forma desinteresada me facilitó tantos datos interesantes sobre Esteban Terradas. 
Esteban Terradas, por su implicación en el proyecto.
Helena Terradas, por sus ideas y opiniones en la portada.
Antoni Roca-Rosell (profesor en la UPC), por entrevistarse conmigo y explicarme tant claramente aspectos de la física, la relatividad y de Albert Einstein.
Institut d'Estudis Catalans y en especial a Anna Font, por facilitarme el acceso al recinto y hacerme de guía.
Cases Singulars, empresa que gestiona visites a edificios emblemáticos y que normalmente no están abiertos al público, por una interesante exposición de la Real Academia de las Ciencias y Artes de Barcelona (RACAB)
Biblioteca Arús, por facilitarme el espacio de la presentación y a Maribel Giner, directora, que en su día me enseñó tan bien el edificio y me explicó tantos detalles (imposible incluirlos todos)
Javier Saiz, del Hotel Las Cuatro Naciones, por atenderme tan bien y darme tantos datos del hotel.
Jerónimo Vicente, por sus grandes ideas, consejos, opiniones y, sobre todo, por ser la chispa que encendió el conocimiento de la relación entre Terradas y Einstein.
Julián Bueno, de Llibres a Mida, por interesarse tan rápidamente por el proyecto y sumergirse conmigo de la ilusión de publicarlo.
Andreu, de Llibres a Mida, por tirar adelante el proyecto y apostar con fuerza.
Bruno Nievas, escritor, por responder tan amablemente a ciertas cuestiones que le planteé.
Anna Parrilla, por su revisión del texto, sus consejos, su crítica, sus ánimos. Tu opinión es muy valiosa para mí.
Alex von Karma, por su apoyo, sus ánimos y su energía tan potente que hace que uno crea posible cualquier cosa.
Mis compañeros de trabajo: Antonio Herrezuelo, Esther Alvarez, Estefanía Nieto, Merche García, Alberto Barroso, Nuria Mancha, Maria del Mar Morrón, Marta Madrigal, Marta Muixí, Manel Hernández, Noemía Narbona, por darme esa energía que me faltaba en los momentos delicados del crowdfunding. Vosotros habeis sido ese empujón que impedía que diera marcha atrás.
Carme Perarto, mi fan número uno, que todo lo lee.  Por sentir tu energía y tu fuerza.
Monica Jerez, mi hermana, pero ante todo, mi amiga, mi consejera, mi ayudante, mi bastón de apoyo, mi "pila" de recarga... y tantas cosas díficiles de detallar.
Mi padre y mi madre, que me han apoyado en esta travesía y compartido mi ilusión.
María Palao, mi mujer, que me da la confianza en lo que hago y me da fuerzar para perseguir mis sueños.
Eduard Palao, por creer en mi proyecto y ayudarme a seguir adelante.
Jaume Martí, por hacerme esa magnífica grabación y montar el vídeo para promocionar el proyecto. Un gran profesional y un grandísimo amigo.
Jordi Sánchez, un gran amigo que su gran afecto y alegría es un empuje para mí.
Aldo Lisinicchia e Imma Porta, por  respaldar mi sueño y no dejar que despierte.
Mariana Eguaras, por darme el primer contacto con Llibres a Mida y responder tan pacientemente las consultas que le hice.
Carolina Iñesta, escritora, por difundir mi proyecto y, con mucha paciencia, dar respuestas a tantas preguntas que le hice.
Biblioteca del Prat de Llobregat, que siempre me siguen con atención y apoyan mis obras, en especial a Maria Jesus Arriazu.
Planeta Prat, programa de radio de El Prat de Llobregat, que siempre me ha abierto las puertas a difundir mi obra y, en especial, a José David Muñoz, por su interés, su apoyo y su dedicación.
Biblioteca nacional de Catalunya, por darme la posibilidad de realizar una presentación.
Albert Lesan, del programa La Ciutat de OndaCero, por realizarme una pequeña entrevista sobre el proyecto de La fórmula Terradas.
Luciana Abbruzzese, por su genial trabajo en el diseño de la portada.
Pilar Bermudez, por su trabajo de difusión, marketing en el proyecto de crowdfunding. 
Prevencionar, por darme siempre difusión en su web y sus redes sociales.
Aepsal y todos los miembros de la junta, por sus ánimos y sus consejos.
Dianna M. Marqués, escritora, sin su empuje, ayuda y trabajo en la primera novela, no tendría sentido el segundo libro.
Todos los mecenas que habéis hecho posible que la novela se publique.
Todas las personas que a través de sus redes sociales han hecho difusión del proyecto de crowdfunding.

Y seguramente me dejo alguien y por eso pido disculpas si no aparece.

Gracias.

Comentarios

  1. Todos formamos parte de una gran ilusión, que ya se ha convertido en realidad.
    Siempre con tus letras Daniel, buenas o malas, aunque por fortuna para todos, siempre son buenas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux

Reseña: La máquina del tiempo de H.G. Wells