Reseña: El verano de los juguetes muertos de Toni Hill


Una novela policíaca en toda regla. Me ha gustado mucho, sobre todo al estar ambientada en Barcelona y haciendo una buena radiografía de ciertas zonas de la ciudad y sus problemáticas (y estereotipos).

El personaje principal es Hector Salgado, un inspector argentino que se instaló en Barcelona hace ya muchos años. La novela se centra en dos casos: el primero afecta directamente a Hector, ya que se ve involucrado en la paliza que le dio a un sospechoso de matar a jóvenes para rituales macabros. Y luego está la muerte de un adolescente de una familia muy rica y que parece ser un accidente o un suicidio. Pero nada es lo que parece.

La trama está perfectamente trenzada y la información se dosifica muy bien. 
A pesar de que el protagonista es Hector, al estar narrada en tercer persona como narrador omnipresente, en muchos capítulos nos sitúa el punto de vista desde personajes secundarios, que por cierto, hay muchos.

Me ha gustado mucho el trabajo realizado con los personajes: sus secretos, sus temores, sus defectos,... Nos sorprenden con un pasado lleno de culpas y arrepentimientos. Al tiempo que los casos van avanzando, los personajes van desmascarando sus secretos. Todos tienen algo que ocultar.

Barcelona se convierte en un personaje más. El autor nos traslada muy bien esa sensación de ahogo y sofoco que se vive en la ciudad durante el verano, con un calor extremadamente húmedo.

He de reconocer que el final me ha sorprendido, algo que ya dice muy a su favor. No me esperaba ese desenlace.
Toni Hill ata muy bien todos los cabos y deja un final abierto.

Muy recomendable para los amantes del género negro.

Puntuación: 4/5

Sinopsis

Tres muertes inexplicables. Dos promesas de venganza. Un verano sofocante. El inspector Héctor Salgado lleva semanas apartado del servicio cuando le asignan de manera extraoficial un caso delicado. El aparente suicidio de un joven va complicándose a medida que Salgado se adentra en un mundo de privilegios y abusos de poder. Héctor no solamente deberá enfrentarse a ello sino también a su pasado más turbio, que en el peor momento y de modo inesperado vuelve para ajustar cuentas. Los sueños, el trabajo, la familia, la justicia o los ideales tienen un precio muy alto pero siempre hay gente dispuesta a pagarlo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux

Reseña: La máquina del tiempo de H.G. Wells