Esas tres letras: FIN


Esta foto la hice el pasado lunes a las doce y veinte de la noche. Es el fin a mi segunda novela. De momento está en manuscrito, falta darle el buen "repaso" de corrección y pulir detalles. Pero el trabajo duro de creación ya está hecho.

Un buen amigo de Twitter, Alex (@AlexvonKarma), me preguntó qué había sentido. Realmente es una sensación extraña, pues deseas llegar a la meta, pero al mismo tiempo te apena acabar algo que te ha acompañado durante tantas tiempo. Te sientes vacío y alegre al mismo tiempo. A veces esas tres letras se resisten a aparecer, pero uno ha de ponerse en el lugar del lector y ser consciente de que está esperando, de una vez por todas, el desenlace.

¿Qué puedo deciros al respecto? Poca cosa, salvo que continúan los personajes de El arcabucero nº 61: Valeria, Adrían  y el inspector Ponce. Un nuevo misterio, nuevos enigmas,... 

He disfrutado mucho escribiéndola (y espero que eso quede reflejado en la novela). Sin embargo, de nuevo, esa fase inicial de documentación me ha llenado de alegría, pasión y conocimiento. Cuando llegue el momento ya haré los agradecimientos pertinentes, pero he de decir que todo es más fácil cuando encuentras tanta gente dispuesta a ayudarte, a aconsejarte, a enseñarte cosas, a abrirte las puertas de los edificios,... En algunos momentos, visitando ciertos enclaves, me he sentido parte de la historia.

El título ya lo tengo pensado, pero todavía no lo desvelaré, e incluso algunas ideas para la portada.

Ahora a trabajar con el manuscrito. 

Espero traeros nuevas noticias de la novela en breve.

Saludos!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux