Reseña: Crimen en directo de Camilla Läckberg



Segunda novela que leo de Camilla Läckberg y he quedado cautivado por la maestría con la que acaba uniendo todas las piezas del puzzle.
En Crimen en directo ocurren muchas cosas, tanto a nivel de novela negra como de la vida personal de los personajes. 

La pareja formada por Patrik, policía, y Erica, escritora, vuelven a ser los personajes principales. Además de hacer frente sus problemas domésticos (la hermana de Erica recuperándose de un fuerte trauma, el cuidado de su hija pequeña y la preparación de su futura boda), ha de sumarse la muerte de una vecina de Fjällbacka, que al principio parece ser un accidente de coche, pero que a medida que se conocen detalles parece que no es así.

Además, hay otro elemento que trastoca la vida del pueblo: en él se instala un famoso Reality show a modo de Gran Hermano. 
Gran parte de la novela gira alrededor de la investigación del caso del accidente de coche y todo lo que rodea al programa. Aquí Camilla nos adentra en los personajes del reality y nos ofrece una dura crítica de estos programas, en los que los productores van moviendo los hilos de lo que ocurre, con unos participantes faltos de valores éticos y morales, pero que cada uno de ellos esconde un pasado negro que les empuja a buscar este tipo de exhibicionismo televisivo.

Pero llega el hecho que crea el caos: el asesinato de uno de los participantes del Reality.
Viviremos unos momentos tensos y límites para todo el equipo de la comisaría, en el que el trabajo les supera ante tantos casos a investigar.
La novela está escrita en tercera persona omnipresente, lo que permite a Camilla a ir cambiando de personaje para ir explicando cosas de cada uno. Son muchos los saltos de puntos de vista, pero esto permite mantener la intriga en el lector, ya que nunca acaba de explicarlo todo y nos deja con la miel en los labios. Aunque he de reconocer que en el alguna ocasión se hace algo pesado tanto salto de personaje.


Lo que más destacaría es la profundidad que da a cada personaje y, sobre todo, como al final nos muestra la conexión de las piezas, de una forma tan natural que debemos reconocer, para nosotros mismos: "si ya me lo dijiste".
Es una novela para aprender como deben introducirse esos detalles que luego sean cruciales para explicar el caso y que el lector no tenga la sensación que el escritor se ha sacado un as de la manga.

Como aspectos negativos, a mi parecer, destacaría el gran amasijo de personajes que a uno le pierde un poco y el alargar demasiado ciertos aspectos personales de los personajes que rompen el ritmo narrativo.

Puntuación: 4/5

Sinopsis

Patrick y Erica siguen disfrutando de su idilio en el pueblo de Fjällbacka, ahora acompañados por su bebé, la pequeña Maja, que ya tiene ocho meses. Mientras la joven pareja está plenamente volcada en los preparativos de su próxima boda, los asuntos en la comisaría, donde Patrick trabaja, siguen su curso rutinario. Pero el alcalde reúne al pleno del ayuntamiento para anunciar la llegada a Tanum de un equipo de televisión para filmar un reality-show bastante escandaloso llamado «Fucking Tanum» que, supuestamente, debería reportar unos jugosos beneficios a la población y que va a suponer en realidad una auténtica pesadilla.

Poco después, Patrick debe investigar la muerte de una mujer, víctima de un accidente de tráfico. Aparentemente la mujer bebió más de la cuenta, pero a Patrick le llaman la atención unas extrañas marcas en el cuello de la víctima y descubre muy pronto que existe una misteriosa relación entre ese crimen y otros asesinatos que tuvieron lugar en el pasado en distintos lugares de Suecia. Al lado de todos los cuerpos había una página del cuento infantil Hansel y Gretel.

Mientras tanto, el productor del programa, consciente de que a mayor escándalo, mayor índice de audencia, alimenta los conflictos entre el grupo de participantes.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux