Mi experiencia con el crowdfunding



40 días. Esto es lo que ha durado el crowdfunding para publicar mi novela. Es la primera vez que me embarcaba en este tipo de proyectos y la verdad es que ha sido toda una experiencia.
He aprendido mucho, aunque también he de decir que he sufrido.

En su día contacté con Llibres aMida, editorial publica los libros mediante el crowdfunding, es decir, la búsqueda de micromecenazgos para alcanzar el presupuesto del coste de publicar el libro.
Desde el primer momento, Llibresa Mida me gustó y me dio buenas sensaciones. Así que ellos apostaron por mí y yo me decidí a empezar el crowdfunding.


El proyecto ha durado 40 días en los que tenía que conseguir mediante aportaciones el dinero necesario para la corrección, maquetación, diseño de portada e impresión de libros. Tras estos 40 días he aprendido muchas cosas y una de ellas es que el crowdfunding tiene tres fases muy diferenciadas, casi similares a una novela, introducción, desarrollo y conclusión:
  1. Una inicial, en la que es crucial empezar con buen pie. Es necesario que el primer día el marcador se infle bastante para poder atraer a cuantos más mecenas.
  2. La segunda fase intermedia, en la que el marcador va subiendo a cuenta gotas. Poco a poco. E incluso diría que hay días enteros en los que no recibes ninguna aportación.
  3. Y la fase final, en la que si te has acercado lo suficiente al objetivo, las aportaciones aumentan.

En esa fase intermedia es básico no perder el ánimo. Para ello, como en mi caso, será fundamental estar rodeado de gente que te den esa energía que a ti te falta: familiares y amigos que te dicen: “claro que lo conseguirás”, “no te rindas, confío en ti”. Yo he tenido esa suerte: mi mujer, mi hermana, mis familiares, mis compañeros de trabajo me han dado esas alas para seguir creyendo en el proyecto.


Pero el crowdfunding no es quedarse a mirar la pantalla a ver como sube el marcador por sí solo. Crowdfunding es trabajo, mucho trabajo. Dejas de ser escritor para adentrarte en el marketing online. Cada día has de hacer difusión: en tus contactos de mail, tus redes sociales, el boca a boca. Has de saber dosificar la información, los envíos, saber en qué franjas horarias puedes tener más impacto. Y un blog. Es crucial tener un blog para ir publicando contenidos de la novela que puedan atraer.


Otro factor importante es la ayuda profesional que puedas tener, en mi caso Llibres a Mida y colaboradores que se han sumado a la campaña para hacer difusión y contactar con bloggers para dar a conocer el proyecto. Julián de Llibres a Mida siempre ha creído en el proyecto y me ha transmitido ese convencimiento de que se iba a conseguir y eso, quiera que no, cala en la conciencia.

El crowdfunding me ha permitido ver el lado más positivo de las personas: el de apoyarte en tu proyecto personal. Ha sido muy gratificante ver como bloggers que no me conocían lo difundían en sus blogs y  perfiles de twitter y Facebook que de forma desinteresada compartían mis mensajes para darlos a conocer.
Y como escritor es una experiencia fantástica, ya que compartes tu obra a través de la sinopsis, la trama, dando a conocer detalles de la novela, personajes, lugares…  Aunque hace tiempo que lo hayas escrito, lo sientes tan vivo como el día que pusiste la palabra FIN.

Decir que el crowdfunding es una forma muy aconsejable para publicar una novela y más si tienes un apoyo tan importante como con Llibres a Mida. Mi consejo es que se tenga claro la estrategia a seguir y nunca, nunca tirar la toalla. Siempre hay que luchar por el objetivo.


Comentarios

  1. tiene que haber sido una experiencia fascinante. Voy a checarlo.
    Muchas gracias.

    saludos
    carlos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Los 9 elementos básicos de una novela

Reseña: El fantasma de la ópera de Gastón Leroux